ESPECTÁCULO "R" RECOMENDADO POR LA
RED ESPAÑOLA DE TEATROS

ESPECTÁCULO RECOMENDADO POR LA
RED VASCA DE TEATROS (SAREA)


Autor y Director:
Jesús Peña
Actores-manipuladores:




Olga Mansilla
Teresa Lázaro
Miguel Jerez
Alfonso Peña
Música  original:

Juan Carlos Martín
Diseño  de  iluminación:

Xiqui Rodríguez
Diseño  de sonido:

Xabi Sainz
Diseño y realización de títeres:


Teatro Corsario


Coproducido por:

Teatro Calderón - Fundación Municipal de Cultura - Ayuntamiento de Valladolid
Teatro Victoria Eugenia - Donostia Kultura - Ayuntamiento de San Sebastián
Circe Producciones Teatrales S.L.
y la ayuda en gira de INAEM


ESTAS FOTOS PUEDEN AMPLIARSE CON UN CLIC
Y PUBLICARSE CITANDO SU PROCEDENCIA





CELESTINA INFERNAL es un espectáculo para adultos, representado por títeres de tamaño humano, en torno a uno de los personajes más destacados de la cultura universal. Una fantasía en la que no faltan los amores apasionados (con sorprendente erotismo), la violencia, la muerte y el humor más negro. Cuando Celestina intenta, desesperadamente, volver a ser joven y disfrutar de los placeres perdidos, le llega un importante encargo: conseguir que Melibea se enamore de Calisto. Y ya tiene la soga del ahorcado para lanzar su hechizo.


DESCARGAR DOSIER



LA CRÍTICA ES UNÁNIME:


“En los títeres la imaginación vuela más alto. La puesta en escena de Peña desplaza (con un empujoncito leve) la comedia humanística de Rojas al terreno de los cuentos de hadas de tradición oral y al de los relatos eróticos de Bocaccio. Minuciosa la luz... Hábiles manipuladores... Celestina infernal va sin cadena hasta la escena última, redonda y emocionante”. Javier Vallejo. Babelia. El País.

“Teatro Corsario ha conseguido levantar todo un universo infernal en torno a Celestina, con una música efectiva y contundente, una iluminación también de impacto y una interpretación precisa y muy bien ejecutada. El público de la Fira de Lleida se levantó en tromba, emocionado, premiando a la compañía con los más fervorosos aplausos”. Toni Rumbau. Putxinel.li Revista de Titelles, Obres i Marionetes.

“Un artefacto prodigiosamente trazado y mostrado. Magnífico y erotizante. Todo nos llevó hacia donde este estupendo equipo de artistas quiso, transportándonos a un mundo oscuro, mágico e infernal. Nos hipnotizaron. Bien por Jesús Peña, director del espectáculo, los estupendos actores, el creador de la música y el espacio sonoro, las luces sutiles... Todo el trabajo es un acierto”. Maite Hernangómez. El Adelantado.

“Consumada maestría. Calidad supina. Imaginación desbordante. Exuberante plasticidad y expresividad visual. La Celestina como pretexto. Un magnífico trabajo lleno de sutilezas apabullantes. Creación sensacional de marionetas humanoides, de sobresaliente. Enhorabuena al creador y a su equipo. Teatro expresionista, atrevido e innovador". Antonio Illán Illán. ABC.

“La inmortal Celestina con muñecos espléndidos, tanto los humanos como los bichos, en escenografías reveladoras. Creación imaginativa de los personajes, manejo extraordinario de manipuladores invisibles. Larguísimos aplausos”. Fernando Herrero. El Norte de Castilla.

“Una propuesta excepcional. Una vindicación del Títere más allá de lo obvio”. Carlos Gil. Artez.

“Los espectadores han aplaudido con pasión no solo el planteamiento escénico, que es magnífico, sino el esfuerzo de los manipuladores y el gran trabajo escenográfico que hay detrás, con Jesús Peña como motor de arranque”. Inés Morencia. Agencia EFE.

“Un magnífico, estupendo trabajo de marionetas. Con esta Celestina, Jesús Peña alcanza un grado de perfección muy alto. Configura a un Calisto y una Melibea excelentes, a un criado y una nieta muy despiertos y a un gigantesco demonio muy bien manipulados, a los que los actores dan vida verdadera. Excelente la música original. ¡Un derroche de imaginación!”. Carlos Toquero. Valladolid.

“Atmósfera precisa para disfrutar. Celestina infernal es una forma de conocimiento, el triunfo del derecho a la libertad de pensamiento y la forma de expresarlo”. Luis Miguel Ágreda. Tribuna.

“Un delicioso cuento lleno de carnalidad y de enorme atractivo visual. Fascinación que se multiplica. Más que sobresaliente el trabajo de manipulación, con una depurada técnica y una altísima capacidad expresiva; precisa la iluminación… En suma, un notabilísimo espectáculo”. Joaquín Melguizo. Heraldo de Aragón.